Como determinar el mejor momento para realizar una inversión

lunes, 30 de agosto de 2021


Tomar decisiones en cuanto al ámbito financiero personal es sin lugar a dudas uno de los procesos más importantes en nuestra vida, los distintos enfoques que surgen en medio de este proceso definen por completo la funcionalidad o ineficiencia de cualquier decisión que involucre nuestras finanzas personales o la integridad de nuestro negocio o emprendimiento. Por ello una de las decisiones más importantes que puede existir en el ámbito financiero es, el hecho de determinar los momentos adecuados para realizar cualquier tipo de inversión.

Las inversiones del tipo que sea representan un porcentaje de riesgo por mínimo que pueda resultar, y debe considerarse que por mínimo que este pueda ser, siempre nos estaremos enfrentando a la ley de porcentaje del 50-50, donde siempre tenemos un 50% de posibilidades de éxito y un 50% de posibilidades de pérdida, ya que debe comprenderse que estadísticamente siempre existirá un determinado número de apostadores o inversionistas dentro del margen inferior, es decir, supongamos que una inversión es de bajo riesgo, siendo de 85 a 15% a favor, al escuchar esto asumimos que estamos automáticamente dentro del 85%, pero esto solo refleja que en este tipo de inversión un 85% ha tenido resultados beneficiosos mientras el otro 15% ha obtenido perdidas, pero continua siendo una apuesta.

Entonces, como podemos definir cuándo es el mejor momento para invertir, pues simplemente es algo que cada persona puede definir de manera personal, puesto a que no existe un momento ideal pese a lo que muchos aseguran, ciertamente la pregunta adecuada es en que invertir, ya que mientras algunos mercados bajan otros elevan sus valores, por ello es importante diversificar nuestras inversiones y no centrarnos en un solo mercado, bien o producto, de esta forma siempre podremos invertir en cualquier sector con bajo riesgo de pérdida, además es importante contar con conocimientos básicos en finanzas y especialmente en el ámbito por el cual decidimos apostar, porque esto puede mejorar por mucho nuestras posibilidades para bien.