Disimular desperfectos y elementos

martes, 17 de agosto de 2021


Muchas personas viven o rentan en antiguos edificios o espacios donde las tuberías suelen estar al descubierto, esto suele ser un gran problema para la estética de nuestros hogares, nadie desea que las tuberías estén al descubierto sobre nuestras cabezas, por lo que esto puede representar un gran reto ya sea para nosotros mismos o nuestro diseñador de interiores, a continuación, algunos trucos para disimular estas molestas tuberías.

La opción de arrendamiento suele ser algo limitada en ocasiones, especialmente cuando contamos con un presupuesto algo medido. Esto nos lleva a ocupar lugares con algunas deficiencias estéticas notorias, como el caso de los edificios con tuberías externas, la solución más práctica para ocultarlas son las láminas de cielo raso, pequeñas láminas de poliestireno y yeso, que junto a un sistema de carriles fijados a las paredes altas forman un techo falso, de esta forma se da la ilusión de un techo que cubre el techo real.

Otra alternativa y más económica es aprovechar los desperfectos, así es, convertir esos molestos desperfectos o fallas en parte de la decoración, en el caso de la tubería externa puedes coger láminas de cartón o madera y fijarlas alrededor de las tuberías encofradas, como si se tratase de una viga de soporte, dependiendo del tipo de tubería puedes crear cajones de adorno, como si se tratase de la entrada a un desván, las tuberías bajas laterales se pueden convertir en cómodos bancos de madera, solo con revestirlos.

Otra alternativa muy versátil es convertir las tuberías en un decorado, combina tus mejores ideas y fusiona las tuberías con el ambiente, como dicen esconderlo a simple vista, una buena opción sería pintar la tubería si tu administrador lo permite, como colgantes de madera, o simplemente darle forma de algún objeto. Lo mismo aplica para cualquier desperfecto o elemento que afecte la estética de tu hogar.