Reinventa ese espacio ocioso en tu hogar

jueves, 19 de agosto de 2021


La mayoría de las casas clásicas y modernas cuentan con espacios dedicados, como balcones, azoteas, terrazas, entre otras, podemos convertir estos espacios en nuestro propio jardín zen en casa.

Si lo primero que te vino a la mente fue un área repleta de plantas y naturaleza verde, estas equivocado, al contrario de los jardines convencionales un jardín zen se compone por elementos neutrales del propio elemento tierra, grava, arena, rocas, y vegetación integrada en un punto en particular, de esta forma se obtiene un ambiente completamente controlado, y su aspecto minimalista permite concentrarse en cada elemento y la idea principal al hacerlo es conseguir un espacio de relajación, al desligarse de elementos que alteren la paz.

Lo primero que debes hacer es seleccionar tu espacio zen, esta terraza, este antiguo tendedero, ese pequeño espacio de tu hogar en el que no consigues integrar nada, es el perfecto para hacerlo, los materiales que trabajaras son madera sin clavos, suficiente para hacer una pequeña caja de arena que cubra la superficie del espacio seleccionado, sin clavos pues este elemento metálico quebranta el equilibrio zen, arena, piedras pequeñas unicolores, y una planta, arbusto o flor viva, que será tu centro zen, una vez construyas la caja rellénala con el elemento tierra que prefieras, arena, pequeñas piedras y prepara un ambiente idóneo para ti, coloca la planta en el lugar que prefieras, este será tu centro zen, no importa como quede todo a la primera, pues la idea de este jardín es reinventarlo una y otra vez partiendo desde el centro que u mismo has elegido y lograr el orden una y otra vez.

En la web encontraras muchos ejemplos y modelos que puedes seguir, incluso si no cuentas con un ambiente espacioso puedes hacer tu propio jardín zen de escritorio.